En una tarde ideal

La receta más práctica para preparar buñuelos de viento en tan solo pocos minutos

El postre que nunca pasará de moda.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 19:48

Los buñuelos de viento conforman el postre más elegido para degustar, pues además de ser deliciosos son muy fáciles de preparar. ¿Cuál su origen? Aún es un tanto incierto, por un lado, los pasteleros especialistas en el tema afirman que fueron creados en el siglo II a.C, ya que el romano Catón hacía referencia en uno de sus textos a ciertos dulces llamados "globos".

Por otro lado, muchos gastronómicos confirman que su creación fue en el siglo X, ya que en Judea se celebraba Janucá con ciertos bollos fritos de harina de trigo llamados "bimuelos". Asimismo, se le atribuye el honor al panadero del rey árabe de Sevilla en el siglo XI, quien preparó el postre en una fortaleza de Málaga para sorprender a los comensales.

Según los dichos de aquellas épocas, la receta pasó a manos de los vendedores ambulantes de las zonas Sevilla y Granada en donde adquirieron mayor popularidad. Si bien es demasiado difícil descifrar el origen, lo cierto es que el primer escrito con el nombre de buñuelos apareció en los textos del chef de los Reyes Felipe II, Felipe III y Felipe IV: su nombre era Francisco Martínez Montiño y su gran libro de recetas tenía el título de "Arte de cocina, pastelería, vizcochería y conservería”.

Ingredientes.

Para preparar los tradicionales buñuelos de viento se necesitan: 170 gramos de harina de repostería, tres gramos de levadura química, cuatro huevos, un vaso de agua, 50 gramos de mantequilla, una cucharadita de azúcar, aceite de girasol o de oliva para freír y azúcar para rebozar (cantidades necesarias).

Elaboración.

En una olla de tamaño adecuado se debe volcar el agua, la mantequilla, una pizca de sal y la cucharadita de azúcar. Cocinar a fuego fuerte hasta lograr el hervor, una vez obtenido este punto agregar de golpe la harina previamente tamizada para evitar que se generen grumos. Disminuir el fuego y mezclar hasta lograr una masa homogénea.

Una vez lista, retirar la olla del fuego y dejar enfriar. A continuación, añadir los huevos de a uno e ir batiendo. Aclaración: se debe agregar el segundo cuando el primero esté disuelto completamente y así en lo sucesivo. Finalmente, cuando la masa tenga una consistencia uniforme dejar reposar de 10 a 15 minutos.

Mientras tanto colocar aceite en una sartén. Una vez que pase el tiempo especificado, con la ayuda de dos cucharitas de café ir formando las bolitas así queden perfectamente para ser cocinadas. Freír de acuerdo a la elección propia, puesto que a muchos les gusta muy dorados y a otros no tanto. Finalmente, colocar los buñuelos de viento en un papel absorbente para luego rebozar en azúcar. ¡Y listo! A disfrutar.

Otras Noticias