Inesperado

El nuevo reto que enfrentaría el Príncipe Carlos ante la mirada incesante de la Reina Isabel

Un secreto podría aflorar las más marcadas diferencias en la Realeza Británica.
jueves, 8 de abril de 2021 · 06:30

De todas de las historias que siguen al Príncipe Carlos, hay una que le ha perseguido por años, y se trata de un hombre que dice ser su hijo secreto y de su actual esposa Camilla Parker Bowles. 

Simon Charles Dorante-Day, de 53 años de edad, guardaría uno de los secretos más grandes de la Realeza Británica, cuando ha asegurado que, incluso, estaría dispuesto a reclamar su lugar en la Realeza; y afirma con certeza que su padre es el hijo mayor de la Reina Isabel

Aunque pocos apuestan a esta historia, sigue su curso años después de que diese el salto a los titulares de la prensa real sin demasiada fortuna; pero, desde hace más de 30 años, este australiano lucha para que se le reconozca como nieto primogénito de la reina Isabel II de Inglaterra y su derecho sucesorio al trono británico.

Incluso, está dispuesto a llevar al príncipe Guillermo a los tribunales; pero su voz no ha sido tomada en cuenta. 

De acuerdo a datos que han sumado los expertos, este hombre sería el fruto del amor que comenzó mucho antes de que la princesa Diana de Gales apareciese en el palacio, pues en en esa época ambos eran solteros y, cuando el príncipe Carlos enviudó de Lady Di, pudieron reconciliar su pasado y apostar por un amor que superó la prueba del tiempo.

Simon Charles Dorante-Day explica que nació en 1966, año en que la duquesa de Cornualles desapareció durante nueve meses, época en la que el príncipe estuvo con su madre biológica durante sus primeros meses de vida, hasta que fue puesto en adopción y a una familia amiga de los Windsor.

El revés que podría dar la Reina Isabel

La Reina Isabel II estaría encaminada a tomar una drástica decisión a favor del Príncipe Carlos y podría marcar su vida por completo. Pues, de acuerdo a varios medios de prensa real británica, uno de los motivos de la decisión de la Reina sería el comprometido estado de salud del Príncipe. 

Varios de los expertos en asuntos palaciegos indican que la reina abdicará tras los fastos, aunque no es un rumor nuevo, toma fuerza en los momentos en que se incrementan los escándalos en la Realeza Británica.