NADA ES COMO ANTES

La Infanta Cristina celebra su cumpleaños más atípico alejada de los lujos y de su familia

La hermana del Rey Felipe reside en Suiza.
domingo, 13 de junio de 2021 · 11:43

La Infanta Cristina cumple 56 años en una etapa muy atípica de su vida. La hija del medio de Rey Emérito tiene a su familia en la actualidad dividida por kilómetros de distancia. Está radicada en Suiza junto a su hija menor Irene, quien cursa estudios en ese país. Por otra parte, sus tres hijos mayores están en Madrid, Barcelona y Londres.

El compañero de vida de la hermana de Felipe VI consiguió el tercer grado este año, lo que le permitió salir de Brieva a un lugar de reinserción de lunes a jueves y los fines de semana dormir en la casa de su madre en Vitoria. Una de las mejores razones que la Aristócrata tiene para sonreír en este día.

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina han demostrado con el paso del tiempo que su relación es indestructible. El proceso legal que enfrentaron los ex Duques de Palma no lo hizo decaer en ningún momento. Ni las críticas ni el exilio de la familia real lograron abrir una brecha en la relación matrimonial que ya cumplió 23 años.

En todo momento, la hija de la Reina Sofía no ha estado alejada del terreno laboral. Durante casi tres décadas, estuvo trabajando para la fundación la Caixa. Además, ejerce como presidenta del patronato del Instituto de salud global de Barcelona.

En relación con sus actividades del hogar más habituales, la Infanta Cristina está desligada a cualquier beneficio que cualquier miembro de la corona española disfruta. La cuñada de la Reina Letizia se encarga por sí misma de realizar las compras y cocinar. Asimismo, disfruta de sus actividades recreativas como practicar deportes y salidas habituales con algunas amigas.

Para Cristina de Borbón, sus hijos y esposo siempre han sido prioridad. Aunque se encuentre alejada a kilómetros de sus descendientes varones, en cada momento que puede la familia se reúne. Como el pasado mes de diciembre, que logró reunirse para celebrar fin de año en Vitoria, la ciudad donde ahora permanece su esposo.