Increíble

La gran inseguridad que sentía Rocío Jurado al estar cerca de Camarón de la Isla

"La Chipionera" tenía un sexto sentido.
lunes, 6 de diciembre de 2021 · 02:45

Ayer José Monje Cruz, reconocido popularmente como Camarón de la Isla hubiera cumplido 71 años de edad, su luz se apagó un terrible y triste 2 de julio de 1992 en el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, Barcelona. Al igual que Rocío Jurado, Rocío Dúrcal o Lola Flores, el cantaor gitano no pudo ganarle la dura batalla a un cáncer de pulmón que terminó costándole la vida.

Sin embargo, el legado musical del ícono cultural siempre estará vigente y es que Camarón de la Isla marcó un antes y un después en la música. De hecho, hasta la propia Rosalía manifestó en reiteradas oportunidades a los medios que su amor por el cante jondo nació desde que escucho al gaditano. De igual manera, nadie podría olvidar jamás la forma en la que el cantautor llevó la música flamenca hasta la ciudad de las luces. Un logro pocas veces visto.

Teniendo el cuenta el gran talento del artista no es una sorpresa que haya compartido escenario con prestigiosas figuras del flamenco contemporáneas a su época. A pesar de que mucho se cuestionó al intérprete de "Soy gitano" porque justamente le apasionaba ir contra las normas y decidió agregar jazz y rock al flamenco, fue muy querido y respetado por sus colegas de profesión.

Tan es así que un año después de su fallecimiento los músicos más reconocidos del país quisieron rendirle tributo al alabado cantante. Para esto unieron su arte en el Gran Teatro Falla de Cádiz donde Rocío Jurado no pudo contener sus lágrimas y le dedicó unas sentidas palabras a su gran amigo. Al parecer, tenían una relación que iba más allá de los escenarios.

La mismísima Rocío Jurado lo desveló en una entrevista que concedieron juntos para un programa de RTVE: "A José lo conocí de una manera muy bonita, yo estaba empezando en mi primer espectáculo y fui allí a la isla a cantar a un cine de esos que había. Fue una actuación preciosa y luego nos fuimos a cenar, me dice María 'vas a escuchar a un chiquillo' y apareció este fenómeno, cantó bulerías, cuando lo escuché dije: este chiquillo lleva un viejo adentro".

Camarón de la Isla enamoró a Rocío Jurado con su voz, pero sobre todo con su pasión por la música. Al momento de haberlo conocido "La Insuperable" vaticinó que incluso llegaría a superarla porque llevaba consigo el don de los cantaores que ya no existían y de los cuales ella misma había a prendido a ser lo que es y fue: "La más grande".