No todo es éxito y fama

La funesta situación por la que Kerem Bürsin de "Love is in the air" casi renuncia a un gran amor

El actor de la serie internacional habría colapsado.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 10:20

Kerem Bürsin al igual que su actual pareja, Hande Erçel, están atravesando, probablemente, uno de los mejores momentos de sus vidas, "Love is in the air" finalizó en Turquía y eso les dio aún mayor trascendencia en los medios de comunicación a nivel mundial, pues la ficción se convirtió en lo más comentado de Twitter y alcanzó un nuevo récord dejando atrás a "Juego de tronos".

El hashtag "Love is in the air" por última vez (#sonkezsençalkapımı) impactó en más 40 países logrando convertir a la producción otomana en trending topic. Tanto es así que los propios actores de la serie se sintieron tan conmovidos que no dudaron en agradecer a todos sus fanáticos alrededor del globo por todo el apoyo brindado durante las dos temporadas.

El gran éxito y prestigio que los protagonistas obtuvieron con sus estelares actuaciones habría sido totalmente inimaginable para ellos y por muchas razones. La actriz que se pone en la piel de Eda fue cuestionada constantemente por pertenecer al mundo del modelaje y no de la actuación. De hecho, es algo que aún no logra superar y está por emprender camino hacia el proyecto de instruirse más en Estados Unidos.

Por su parte, el intérprete de Serkan Bolat en la comedia romántica tampoco tuvo el camino fácil o allanado, por el contrario, fueron constantes los obstáculos a los que debió enfrentarse antes de poder consagrarse en "Love is in the air". Además de haber comenzado también como modelo tenía otra característica en su contra que le impedía triunfar en la actuación.

Los Bürsin eran nómades, ya que el patriarca familiar era un reconocido trabajador de la industria petrolera lo cual impedía que tengan un lugar fijo de residencia. A pesar de que el actor de "Love is in the air" nació en Estambul no podía manejar a la perfección el idioma turco, situación que lo desvelaba constantemente, pues sus opciones eran limitadas. En los Ángeles realizó diversos castings e incluso debió trabajar de camarero para lograr pagarse sus estudios y triunfar en la ciudad de las oportunidades

Allí fue que conoció al hombre que lo ayudaría a cumplir sus sueños, un productor otomano que lo convenció para regresar a su país de origen. Con 26 años en el 2013 obtuvo su primer protagónico en "Günesi Beklerken", pero el idioma continuaba siendo una dificultad. En efecto, Kerem Bürsin estuvo a punto de dejarlo todo y marcharse nuevamente a Norteamérica. Pero sus ansias de triunfar fueron más fuertes y se quedó en en su tierra natal, eso sí, le tomó varios años perfeccionar su turco. Sin embargo, su tenacidad lo llevó a obtener los mayores logros de su vida.

Otras Noticias