Imperdonable

La misteriosa vida de Manuel Iborra, el amor de Verónica Forqué que se negó a darle el último adiós

El director de cine nunca lo dudó.
sábado, 15 de enero de 2022 · 03:30

El 13 de diciembre del 2021 ha sido una fecha que la mayoría de los fanáticos de Verónica Forqué jamás podrán olvidar. Hace exactamente un mes, la actriz falleció a la edad de 66 años y provocó con su deceso una gran conmoción y desolación en el mundo del espectáculo español y, en especial, en la vida de su hija María.

La exparticipante de “MasterChef” tomó una drástica decisión que cambió para siempre el rumbo de la vida de su hija y de sus seres queridos; de hecho, hasta los compañeros del concurso televisivo de Verónica Forqué han comenzado una campaña para tomar conciencia acerca de los problemas de salud mental.

Muchas han sido las personalidades del ambiente artístico que han acudido a la última despedida de la actriz en el Tanatorio de la Paz de Madrid. Sin embargo, la particular ausencia de una persona ha causado asombro entre los presentes, se han generado muchas dudas sobre el verdadero paradero de Manuel Iborra, el exmarido y padre de la hija de Verónica Forqué

Según se ha logrado saber, el productor, quien estuvo casado por más de tres décadas con Verónica Forqué, no concurrió al último adiós de quien fuera su gran amor ya que vive en Cádiz, sitio en el que ha encontrado refugio desde el 2015 cuando se dictaminó el divorcio entre Manuel Iborra y la madre de María.

Si bien Verónica Forqué ha preferido durante años mantener en secreto los motivos que la han impulsado a querer seguir su vida sin la compañía de Manuel Iborra, se ha podido conocer que entre ambos la relación había quedado en buenos términos, sin rencor de por medio. Motivo por el cual la ausencia en el velatorio de la artista ha causado sorpresa, más aún cuando se ha podido observar a María Iborra totalmente destrozada ante la pérdida de su progenitora.

En este contexto, el portal The Objective realizó una investigación que arrojó como resultado que Manuel Iborra ha optado por hacer su duelo de manera solitaria y privada, quedándose en su hogar en el Barrio de Santa María, Cádiz, el lugar en el cual ha encontrado la paz que necesitaba para poder inspirarse a futuro en sus trabajos. Tan es así que ha llevado a cabo un documental exclusivamente para los habitantes de allí, “La fiesta de los locos”.

Antonio Resines ha sido justamente el productor de este proyecto que tantas alegrías le ha dado al exmarido de Verónica Forqué y por el cual ha cambiado rotundamente el rumbo de su vida. “Parece ser que les basta con ser como son y eso es una enorme lección. Es un pueblo con una mezcla de pobreza, sabiduría y antigüedad muy singular. Es muy sorprendente que en una ciudad con un 40% de paro, sigan presentes esas cosas”.

Otras Noticias