Se filtra la noticia que todos esperaban sobre Alba Santana, la hija de Mila Ximénez

En Ámsterdam.

Alba Santana y Mila Ximénez.
SHOW

Este pasado viernes, 23 de junio, se cumplieron dos años del último adiós a Mila Ximénez. Como la mayoría sabe, la que fuera colaboradora de "Sálvame" fallecía después de una ardua y dolorosa lucha contra el cáncer de pulmón dejando completamente destrozada a su única hija, Alba Santana (39 años), fruto de su matrimonio civil con el recordado tenista Manolo Santana.

A raíz de esto, son muchos los que se preguntan cómo es la discreta vida que lleva en la actualidad la heredera de la periodista sevillana, dado que son muy escasas las ocasiones en las que la hemos visto pisar nuevamente España tras llevar años viviendo en la capital de los Países Bajos, Ámsterdam.

Postal de Mila Ximénez besando cariñosamente en la mejilla a su hija, Alba Santana. Fuente: (Instagram) 

La discreta vida de Alba Santana en Ámsterdam tras cumplirse dos años del último adiós a Mila Ximénez

Según la información que maneja la revista del saludo, la descendiente de la comunicadora fue vista por última vez en el país tras la posterior muerte de la leyenda del tenis, una triste despedida que tuvo lugar el 11 de diciembre de 2021, razón por la que quedó huérfana de padre y madre en menos de seis meses.

En la actualidad, Alba continúa viviendo en la más absoluta discreción junto a su marido Aviv Miron y sus dos hijos, Alexander y Victoria, de 16 y 10 años respectivamente.

Tras estas palabras, el medio citado explicó a sus lectores que Alba Santana sigue llevando una discreta vida en el país holandés donde no solo se encuentra arropada por los suyos tras perder a sus padres, Mila Ximénez y Manolo Santana, sino también se mantiene alejada de los focos mediáticos.

Mila Ximénez marcó el final definitivo de "Sálvame"

Como dato no menor, es preciso destacar que este nuevo aniversario de la difunta tertuliana marcó el final definitivo de "Sálvame", puesto que fue la fecha escogida para poner fin al plató de Telecinco después de 14 años de emisión ininterrumpida. Su ausencia significó un antes y un después para sus compañeros de programación, por lo que este gesto no fue más que un sentido homenaje a su intachable trayectoria.