Monedas

36.000 euros por la vieja peseta de níquel con la que comprabas un kilo de pan

Algunas monedas son especialmente valiosas en el mercado de la numismática. Algunos coleccionistas están realmente interesados por algunas piezas de metal que, en su momento, apenas alcanzaban para pequeñas compras.
lunes, 19 de febrero de 2024 · 00:01

En un mundo donde el tiempo y el valor se entrelazan, las monedas de pesetas son las piezas favoritas en el mercado del coleccionismo y las subastas. Entre estas reliquias numismáticas, las 5 pesetas de Franco de 1949, especialmente aquellas acuñadas en níquel, alcanzaron un estatus notable debido a sus particularidades y su estado de conservación.

En el año 1949, una moneda de 5 pesetas tenía un valor significativo en la economía española de la posguerra. Con ella, se podían adquirir diversos bienes y servicios que hoy podrían parecer modestos, pero que entonces eran vitales: un kilo de pan, un par de zapatos, o quizás una comida sencilla para una familia. Eran tiempos de reconstrucción, donde cada ejemplar contaba su propia historia de supervivencia y esperanza.

Por esta moneda podrían dar en la actualidad una jugosa suma de dinero. Fuente: (Google)

En el presente, el valor de estas modestas monedas ha adquirido nuevas dimensiones. En el mercado del coleccionismo, las 5 pesetas de 1949 fabricadas en níquel, especialmente aquellas con detalles especiales o en un estado de conservación óptimo, pueden alcanzar precios asombrosos en subastas. Según una nota de "El Economista", es común verlas cotizadas entre los 12.000 y los 36.000 euros, sin duda, una transformación impresionante del valor intrínseco de esta pieza a lo largo de los años.

Así luce la moneda por ambas caras. Fuente: (Google)

Con estas sumas, hoy en día se pueden adquirir bienes y servicios que representan un lujo inimaginable para aquellos que vivieron en la época en que estas monedas de pesetas estaban en circulación. Desde equipos móviles hasta unas vacaciones de lujo en destinos exóticos, las posibilidades son infinitas. Pero más allá de las meras adquisiciones materiales, estas cifras representan también la oportunidad de invertir en arte, propiedades o incluso contribuir a causas benéficas.

Las pesetas siempre ocuparán un lugar especial para el coleccionismo de monedas. Fuente: (Google)

Las variantes más buscadas de las pesetas

Entre las variantes más codiciadas de estas monedas se encuentran las de estrellas 51 y 52, cuya rareza las convierte en verdaderos tesoros para coleccionistas ávidos. Las que tienen estas marcas pueden llegar a valer desde 3.000 hasta 36.000 euros, este último precio se reflejó en el 2011, así lo destacó el citado portal.

Como se ve, su valor va más allá del metal y la historia que encierran porque son símbolos de un pasado que se convierte en tesoro en el presente. Así, las 5 pesetas de Franco de 1949, con sus particularidades y rarezas, continúan contando historias y conquistando corazones en el vasto universo del coleccionismo y las subastas.

La España de 1949

En 1949, España estaba bajo el régimen autoritario de Francisco Franco, marcado por la Guerra Civil y el aislamiento internacional. La economía se recuperaba lentamente, con alta inflación y escasez de bienes. El país experimentaba censura, represión política y falta de libertades civiles.

Más de