Monedas

El error de fabricación de estas monedas de 20 céntimos disparan su valor en el mercado: 1.500 euros

No son piezas tan antiguas, por lo que es muy probable que tú o alguien muy cercano a ti haya tenido una en sus manos. Rebusca en tus cajones si quieres darte un gusto.
miércoles, 6 de marzo de 2024 · 20:14

Las monedas antiguas, billetes, títulos de valor y medallas se convirtieron en elementos muy atractivos en el mercado coleccionista. Los expertos en numismática explican que por determinadas piezas se puede ganar cifras estrepitosas de dinero y sin el mayor esfuerzo, pues solo deberás buscar en tu casa una de estas.

Las divisas que más cotizan en las subastas oficiales o en los sitios dedicados a este tipo de transacciones son aquellas que tienen mucha antigüedad, que fueron acuñadas por un motivo particular o que presentan un error de fabricación. Además, los coleccionistas se fijan en los detalles, es decir, un ejemplar que tenga rayones o dañado su material, evidentemente, no valdrá lo mismo que uno que muestre un estado de conservación excelente.

Las monedas de 20 céntimos que pueden darte un alivio económico. Fuente: (Google).

Las monedas de 20 céntimos más valiosas en numismática 

Las monedas de 20 céntimos son ejemplares muy buscados por los coleccionistas europeos. Además de su gran contenido histórico, una de estas suele ser la más cara, debido a un error de fabricación: la de 20 céntimos de España acuñada en 1999. Su valor es de 1.500 euros, pero es muy probable que sea revalorizada conforme transcurra el tiempo.

Si eres afortunado y tienes una de estas, no dudes en realizar una oferta. Fuente: (Google).

El precio está determinado por el exceso de metal visible en la imagen de Cervantes. Estas equivocaciones en las fabricaciones son las más requeridas por los verdaderos amantes de la numismática. Lo mismo ocurre con las de 20 céntimos creadas con exceso de cobre, aunque por estas piezas solo podrás obtener 600 euros, depende de su estado de conservación.

En esta misma línea, se pueden destacar las monedas de 20 céntimos de Alemania acuñadas en el año 2002. Por el sobrante de cobre en su diseño, los aficionados están dispuestos a desembolsar la suma de 900 euros, aunque son muy difíciles de hallar en las subastas.

Los expertos recomiendan cargar los detalles de las monedas en sitios especializados para una correcta tasación. Fuente: (Google).

Por último, pero no por eso menos importante, están los 20 céntimos griegos también del año 2002. El valor es de 225 euros, no obstante, aseguran que pueden costar mucho más, puesto que tienen varios errores; tales como pátina dañada, desperfectos en el anverso y un descuido evidente en las estrellas de la Unión Europea.

Errores que los coleccionistas anhelan encontrar en las monedas

Las monedas con errores de acuñación son el objeto de deseo de los coleccionistas. Los más comunes son los de troquel, de golpe y los de planchet. Los tres ocurren durante el proceso de impresión, es decir, antes de salir de la ceca.