UN AMOR INQUEBRANTABLE

La mayor confidente del Rey Juan Carlos no habría sido la Reina Sofía

El monarca tiene una historia bastante larga y difícil para recordar.
lunes, 7 de junio de 2021 · 07:00

Marina Pina es una experta sobre temas de la Casa Real. Tiene 33 años y ha escrito el libro "Pilar y Margarita" que habla sobre la relación de las Infantas con menos fama de la Familia Real Española y la relación que mantenían con su hermano, el Rey Juan Carlos.

La Infanta Pilar nació en 1936 y falleció en enero del año pasado, la Infanta Margarita nació en 1939 y aún mantiene una relación con el Rey Juan Carlos a pesar de que ahora las cosas se han puesto más difíciles desde que él se encuentra aislado en Abu Dhabi.

Las hermanas de Emérito fueron dos personas un poco desconocidas para esta generación, pero se trató de unas mujeres muy sacrificadas por su país, muy entregadas a la Corona, algo que con las nuevas Infantas no ocurre y viven una rutina mucho más moderna.

Lo más sacrificado que tuvo que vivir la Infanta Pilar fue entender que ella nunca sería Reina, a pesar de haber sido la mayor de los hermanos, esa siempre sería la tarea del Rey Juan Carlos, aunque varias veces bromeó con que, de haber sido ella, España no se habría salvado.

Lo más difícil que le tocó vivir a la familia por aquel entonces fue el accidente que le cobró la vida a Alfonso, justamente en manos del Rey Juan Carlos, aquel episodio rompió para siempre a María de las Mercedes y cambió para siempre la manera de actuar de las Infantas Pilar y Margarita que debieron tomar riendas del asunto porque su madre estaba sumida en la depresión.

Tanto Pilar como Margarita fueron dos personas de fuerte carácter y muy modernas para la época porque quisieron trabajar y no depender de nadie ni quedarse en casa. La Infanta Pilar se dedicó a la enfermería y Margarita fue fisioterapeuta y puericultora.

Según la escritora, fue Pilar la mayor confidente del Rey Juan Carlos. Ella siempre le dijo las cosas de frente y lo que nadie se atrevía a decirle, además le dio los mejores consejos en lo que respecta al reinado porque era una mujer sumamente inteligente y con gran capacidad de analizar la política. La entrada del monarca en el exilio fue algo que afectó demasiado a ambas Infantas, además de la condena a prisión de Iñaqui Urdangarín.

El fallecimiento de la Infanta Pilar el año pasado también fue algo que afectó de sobremanera al Rey Juan Carlos y a la Infanta Margarita, sobre todo a esta última porque las hermanas eran muy unidas y compartían todo incluso en sus años de vejez y rutinas distintas.