EL DIVORCIO DEL AÑO

La razón que llevó a Bill Gates a romper definitivamente con su esposa Melinda

El matrimonio puso punto final a su amor.
martes, 4 de mayo de 2021 · 10:43

El anuncio fue inesperado y aún resuena en redes sociales. Luego de 27 años de relación, Bill Gates comunicó a través de su cuenta de Twitter que él y Melinda Gates se divorcian. Mediante una gacetilla en la cual la pareja expresó sus sentimientos al respecto, el divorcio de los Gates no deja de sorprender.

"Tras mucha reflexión y trabajo en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio", señalaron en su sorpresivo anuncio colgado en la cuenta de Twitter de Bill Gates, en la que agregan "Durante los últimos 27 años, hemos criado a tres niños increíbles y construido una base que funciona en todo el mundo para permitir que todas las personas lleven vidas saludables y productivas".

Ya no podemos seguir creciendo como pareja.

Si bien en la nota que el fundador de Microsoft publicó en sus redes resalta que pudieron criar a sus hijos de forma acorde a lo que esperaban y se hacen un tiempo para recordar los logros y éxitos conseguidos en conjunto en lo que fueron casi tres décadas de amor, la situación entre ambos ya no daba para más. Aún así, seguirán trabajando en conjunto para la fundación que conformaron juntos.

"Continuamos compartiendo la fe en esa misión y continuaremos nuestro trabajo juntos en la fundación, pero ya no creemos que podamos crecer juntos como pareja en la siguiente fase de nuestras vidas", expresa el comunicado de Bill y Melinda Gates y cierran su dolorosa revelación con un pedido a la prensa: "Pedimos espacio y privacidad para nuestra familia mientras comenzamos a navegar en esta nueva vida".

Bill y Melinda se conocieron cuando ella ingresó a Microsoft para desempeñarse como gerente de productos en 1987. Luego de compartir varias reuniones y viajes de trabajo, se enamoraron y, en 1994, se casaron en Hawái. Juntos conformaron una familia soñada y amasaron una inmensa fortuna, calculada en un monto superior a los 130.000 millones de dólares.