Jesulín de Ubrique

Jesulín de Ubrique confirma el mayor secreto a voces sobre su padre, Humberto Janeiro

Impulsor de su carrera.
martes, 16 de mayo de 2023 · 01:15

Jesulín de Ubrique (49 años) regresó por todo lo alto a la pantalla española. Lo hizo con una entrevista para “Mi casa es la tuya” conducida por Bertín Osborne. Habló de diferentes cuestiones relacionadas con su vida privada y profesional y también tocó temas sensibles sobre su matrimonio, sus hijos, los nuevos proyectos que ya tiene encaminados y cómo fue su relación con su padre, Humberto Janeiro.

Aunque el torero se hizo de rogar, según el presentador, tuvieron que pasar 8 años para que regresara a Telecinco. Para ambos fue un reencuentro poderoso. Había mucho de qué hablar en esta vuelta tan esperada para los seguidores de Jesulín de Ubrique.

Jesulín de Ubrique y Humberto Janeiro. Fuente: (Instagram)

El pesar más grande de Jesulín de Ubrique

El diestro andaluz, que se retiró en el año 2007 cuando apenas tenía 22 años y estaba en la plenitud de su carrera, también recordó dos de los episodios más trágicos de su vida: el grave accidente de tráfico en 2001 y la muerte de su padre, Humberto Janeiro, ocurrida en agosto de 2020 a los 76 años de edad.

Bertín Osborne preguntó de todo y Jesulín de Ubrique no esquivó ninguna respuesta. Así que cuando el presentador le inquirió si extrañaba a su padre, en ese momento el diestro arrugó la cara y le dijo: “Mi padre se fue y ¿qué quieres que te diga? Tenía el problema del azúcar y lo que era una heridita pequeña, en cuatro o cinco meses, se complicó todo”, dijo.

Jesulín de Ubrique lamentó la situación de su padre. Fuente: (Instagram)

Con la sinceridad: siempre juntos

Esa enfermedad no le dio tregua a Humberto Janeiro. Para Jesulín de Ubrique fue “un cúmulo de muchas cosas más”. Su partida marcó un antes y un después en la vida de él y sus hermanos. A pesar de que sus padres se habían separado, siempre se mantuvieron “neutrales” y, poco antes de su muerte, nunca dejaron de tener un acercamiento amoroso con su padre.

Jesulín de Ubrique aclaró que su padre vivía al lado de su casa y le veía muy seguido. De hecho, cuando iba al campo siempre lo llamaba. También echó por tierra todos aquellos rumores que llegaron a señalar que entre ellos no había ningún tipo de relación solo que “él tenía su vida y yo la mía, pero para nada. Siempre cuidamos de que estuviera bien”, dijo.

Humberto Janeiro siempre estuvo presente durante los inicios taurinos de su hijo. Fue él quien lo convirtió en un auténtico ídolo y estuvo detrás de bambalinas para que Jesulín de Ubrique llenara plazas de toros con corridas a las que solo se daba acceso a las mujeres.

Otras Noticias