REALEZA

El Rey Felipe quedó a solas en su despacho y llamó de urgencia: qué le pasó

Mientras bebía el primer sorbo de café, abrió grandes los ojos al leer la noticia.
viernes, 5 de febrero de 2021 · 16:40

El Rey Felipe tomó su desayuno esta mañana, abrió los diarios de todo el mundo y empezó, como es su costumbre desde que es el monarca de España, por los medios de su país: mientras bebía el primer sorbo de café, abrió grandes los ojos al leer que su sobrina Victoria Federica de Marichalar se encontraba dispuesta a cambiar.

Felipe VI sintió una mezcla de sorpresa y alivio por el cambio abrupto que la joven de 20 años ha venido evidenciando desde el comienzo del 2021: Vic dejó la noche, se mantiene en compañía de su madre la Infanta Elena y aprovechó el momento, cuando quedó a solas en su despacho en el Palacio de la Zarzuela para llamarla.

De acuerdo a lo que consigna este viernes el diario “La Razón”, no es la primera vez que el monarca español intenta con sus buenos modales pedirle a su hermana que controle a sus hijos Froilán y Victoria, quienes parecen haber heredado las malas conductas de otros tiempos de su padre Jaime.

Pero eso ha comenzado a cambiar y el soberano español les ha abierto nuevamente el crédito a sus sobrinos: si continúan por este camino no se descarta que vuelva a abrirles la puerta del Palacio de la Zarzuela e inclusive a volver a recibirlos como miembros de la Familia Real junto a su madre Elena.

El Rey Felipe sabe que unir a su familia quebrada tiene un gran obstáculo y es la mujer que le acompaña en su vida: Letizia está harta de la actitud rebelde de Victoria Federica y de su novio DJ en lo que se refiere a respetar las normas de la pandemia, en lo que significó la gota que rebasó el vaso de su paciencia.

Es que fueron las salidas nocturnas constantes de 2020 con amigos lo que le burlaron los límites de la coherencia, y fue cuando su tío Felipe volvió a hablar con su hermana sin recibir una respuesta positiva: básicamente Elena le reconoció que sus hijos se habían convertido en un problema para la imagen de la Casa Real, pero que ella y nadie más se ocuparía de corregirlos.

Antes de la aparición en todas las portadas con escándalos de Victoria Federica, era Froilán la oveja negra de la familia, pero desde hace un tiempo su hermana le supera con creces y llegó también a ser agresiva con la prensa, con las normas sanitarias y ha quedar en evidencia ante la ciudadanía cuando le reclamaron que devolviera todo lo robado por su abuelo Juan Carlos, quien la implicó en el caso de las tarjetas black. Ese caso parece haberla asustado a Vic.

Desde que comenzó este año, la joven le ha soltado la mano a su novio DJ, quien por trabajo ha seguido con sus giras nocturnas marcadas por el descontrol pese a la pandemia: fiestas clandestinas, bares con distanciamiento y fiestas privadas en casonas han tenido a Bárcenas como protagonista, a quien la Infanta Elena nunca vio con buenos ojos. De hecho, siempre soñó que su hija Victoria regresara a los brazos del torero Gonzalo Caballero. En estos tiempos, todo puede pasar y parece asomarse la paz para el Rey Felipe.