CRECE LA TENSIÓN

La nueva disputa entre la Reina Isabel y el Príncipe Harry tras el nacimiento de su hija "Lilibet"

El Duque de Sussex y su esposa vuelven a generar polémica con sus actitudes.
jueves, 10 de junio de 2021 · 06:30

El domingo pasado, el Príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, a través de un comunicado señalaron que su segunda hija llevará el nombre de Lilibet, el mismo apodo que recibió la Reina Isabel en su familia cuando era pequeña. A pocos días de que naciera la bebé, este anuncio trajo un nuevo problema entre la pareja y los miembros de la monarquía británica.

Sucede que en las últimas horas, fuentes cercanas al entorno de los Duques de Sussex aseguraron a la prensa que el hijo menor del Príncipe Carlos se contactó con la monarca para pedirle permiso para utilizar su apelativo de cariño como nombre de su hija.

Sin embargo, luego de que trascendiera esta información, apareció alguien del Palacio de Buckingham para informarle a la BBC que la Reina Isabel jamás fue consultada acerca del tema. “Una fuente cercana a Harry y Meghan dijo a BBC que Harry había hablado con la reina antes del nacimiento de su hija y que le había mencionado el nombre, pero una fuente del palacio ha negado que ese fuera el caso y que a la reina nunca se le pidió permiso sobre su uso”.

Lo cierto es que esta nueva disputa surge meses después de que se filtraran informaciones cruzadas entre el círculo cercano al Príncipe Harry y su familia y el Palacio de Buckingham. Muchos creen que la elección del nombre de la pequeña fue más bien una intención del Duque de Sussex de poner un freno a la tensión que existía con su familia real británica. En palabras de Richard Palmer, corresponsal de realeza para The Daily Express: “La información del palacio socava bastante la idea de que el nombre de la hija de los duques de Sussex fue una manera de tender una rama de olivo a la reina”, manifestó.

Pero, a su vez, el periodista planteó la idea de que el nieto de la Reina Isabel no tuviera otro objetivo más que sacar provecho de su familia real: “Hay quien podría pensar que esta información refuerza el argumento de que todo esto no fue más que la cínica artimaña de una pareja deseosa de cimentar su marca real, que es la única cosa que les hace rentables”.

Por su parte, Omid Scobie, quien es cercano al Príncipe Harry y su esposa, cree en la fuente que señala que el hijo menor de Lady Di se contactó con su abuela tras el nacimiento de Lilibet y fue en esa misma charla donde le manifestó su deseo de ponerle a su hija de nombre su apodo. "Si la reina no les hubiera apoyado, no habrían usado ese nombre”, aseguró en Twitter.

En la actualidad, Los Duques de Sussex viven en una mansión situada en Montecito, California, junto a su hijo Archie y la pequeña Lilibet, quien al nacer pesó 3 kilos y 200 gramos y no solo lleva el nombre de su bisabuela, la monarca británica , también el de su abuela paterna, Diana, quien falleció en 1997 en un accidente de coche en París. La pareja confirmó su segundo embarazo en febrero de este año y reveló que sería una nena en la entrevista que concedieron a Oprah Winfrey. 

Desde que abandonaron su vida en el Palacio de Buckingham a comienzo del 2020, el Príncipe Harry y Meghan Markle llevan una vida tranquila, alejada de las cámaras y los reflectores, dedicándose a criar a sus hijos y colaborando con causas humanitarias y filantrópicas.