UN SECRETO SALE A LA LUZ

La última estocada del Rey Juan Carlos para deshacerse de la Reina Letizia

El esposo de Doña Sofía le habría hecho un insólito pedido al Rey Felipe.
jueves, 24 de junio de 2021 · 05:30

Desde que Letizia Ortiz se casó con el Rey Felipe y pasó a ser miembro de la Familia Real Española, hubo varias situaciones en las que estuvo a punto de tirar la toalla, abandonar su compromiso con la monarquía y desistir de su sueño, pero no porque su esposo le había sido infiel o porque en algún momento se sintió humillada por él en público, sino porque era consciente de que se había desatado una campaña en su contra en la que su suegro, el Rey Juan Carlos, prácticamente llevaba el liderazgo

El panorama se agravó en 2014 cuando se acercó la fecha en la que el monarca español, finalmente, después de ser protagonista de numerosos escándalos y avergonzar a la corona, decidió abdicar, y asumió la Jefatura de Estado su hijo, el Rey Felipe. Ese 19 de junio, la Reina Letizia había confesado que quería llegar a hacerlo bien "con el ejemplo impagable de la Reina Sofía". 

Palabras de las que seguramente se arrepintió en más de una oportunidad porque ¿cuál era el ejemplo impagable? ¿Soportar las humillaciones y desprecios de su esposo? Nadie creería que ella estaría dispuesta a aguantar algo así, por eso más de una vez pensó en tirar la toalla porque cuando resultaba imposible ocultar las vergonzosas apariciones del Rey Juan Carlos en público, la prensa elegía acusarla de todo a ella, de ser frívola, de tener una mala relación con su suegra, sus cuñadas, no educar correctamente a sus hijas, problemas alimenticios y una lista que nunca terminaría.

Sin embargo, al esposo de la Reina Sofía poco parecía importarle, actuaba de manera impune, viajaba al exterior acompañado por Corinna, a quien exhibía sin problemas, maltrataba a su mujer en público, derrochaba dinero en fiestas y sus discursos dejaban mucho que desear. De todas maneras, la prensa seguía cubriéndolo como en una especie de culto a su líder. Todas las miradas estaban puestas en la Reina Letizia, se la culpaba de absolutamente todo y ella era consciente de ello pero no podía defenderse

A pesar de todo la monarca se mantenía firme. Pero el último estacazo parece que tuvo lugar unos meses antes, cuando comenzó a circular el rumor de que alguien estaba chantajeando a la Princesa Leonor, una situación que tornaba complicado el hecho de que el Rey Juan Carlos abdicara en ese momento y que, en su lugar, asumiera el Rey Felipe.

El marido de Doña Sofía y sus secuaces estaban convencidos de que el principal problema para que Felipe reinara no era su falta de preparación, sino su esposa. Por eso, se atrevió a hacerle un insólito pedido a su hijo: que se divorciara de Letizia. Incluso, le habría dicho que él también se separaría de Sofía y se casaría con Corinna y que, juntos, al año siguiente, podrían celebrar con una gran fiesta el 40 aniversario de su reinado.

Pero este plan un tanto absurdo quedó en el olvido. El monarca terminó abdicando y Felipe se convirtió en el nuevo rey de los españoles junto a su esposa. Aquel día el matrimonio salió al balcón del Palacio Real a saludar a la multitud mientras Juan Carlos, acostumbrado a ser el foco de las miradas, se despedía de su trono. Su hijo intentaba agradar a todos y Letizia y sus hijas parecían algo cansadas de la extensa jornada.