El objetivo perfecto

El ultimátum que puso en jaque la continuidad de la Reina Letizia en la vida royal

Hubo un tiempo en que los obstáculos eran mucho más fuertes que ella y su esposo.
sábado, 26 de junio de 2021 · 10:35

Sabemos los esfuerzos sobrehumanos que la Reina Letizia hace para sobreponer la imagen de la corona. Cada tanto es noticia una nueva obra benéfica a la que la esposa del Rey Felipe se inscribe para trabajar codo a codo. Pero esos inmensos esfuerzos están justificados con una implícita razón detrás.

Bien sabemos que la Reina Letizia no ha sido muy bien recibida al comienzo. Sobre su cabeza han rondado las teorías más absurdas sobre su lugar en la familia real. Que era una interesada, que solo quería el puesto de Reina, comentarios hacia su cuerpo o críticas sobre las cirugías que se practicaba en su rostro.

Sea cual sea el motivo, los hilos sueltos de Letizia Ortiz, la periodista y presentadora oriunda de Oviedo, era tomado para ser analizado y mal versionado por la prensa. Esos rumores por supuesto que habían llegado hasta la corona.

El frágil momento en que transitaba los últimos años de gobierno del Rey Juan Carlos eran un terreno muy fértil para sembrar polémica y desviar la mirada hacia el verdadero problema. Los escándalos de corrupción e infidelidad por parte del Emérito eran insostenibles ¿Qué mejor que una completa desconocida para lanzar sobre ella el peso de la mirada pública y distraer a la audiencia?

No fue fácil. Pilar Eyre en su columna de “Lecturas” reveló que incluso el Rey Juan Carlos le pidió expresamente al Rey Felipe que por favor se divorciara para que finalmente pudiese tomar el trono. Esa oferta lógicamente fue rechaza, pero la herida aún perdura.

El 19 de junio del 2014 fue el día en que Felipe de Borbón finalmente tomó el puesto de Rey y Letizia pasó a ser la Reina de todos los españoles. Desde ese momento hasta la fecha, la periodista lidia con las críticas y surfea por sus deberes reales para elevar bien alto su imagen e impronta.

La Reina Letizia no vino de una familia de sangre azul o tuvo parentesco alguno con la vida royal. Sin embargo, ha demostrado mucho más compromiso que cualquier otra figura. Eso es lo único que ha imitado de la Reina Sofía, por ejemplo. Lo que si no estaría dispuesta a imitar de ella es el hecho de tener que soportar una infidelidad.