Única y ejemplar

Las razones por las que la Reina Sofía logró triunfar lejos del Rey Juan Carlos

El sentido del deber de la Emérita marca un camino para todas las monarquías europeas.
domingo, 11 de julio de 2021 · 18:48

Muchas veces se ha dicho que era una Reina forastera, no habiendo nacido en nuestras tierras y que sus intereses no estaban centrados en España, sino más bien en sus otras alianzas. Lo cierto es la Reina Sofía hoy es una de las majestades más respetadas de Europa, habiendo demostrado ser mucho más fiel y leal de lo que creíamos.

La imagen de la Reina Sofía fue cambiando con el tiempo. su actividad y su compromiso con la corona española empezó a hacerse notar. Su sonrisa y su dedicado cuidado a sus hijos posicionó la imagen de la Emérita como una mujer dulce, ideal y con un perfecto dominio de las apariencias.

Pero si de apariencias hablamos, no podemos dejar de mencionar todos los públicos escándalos de fidelidad que ha vivido al lado del Rey Juan Carlos. Allí también fue señalada y reprochada por miles de españoles. Es que ¿cómo podía ser que aguante tanto? ¿solo por su sentido del deber y la fidelidad a la corona?

Sofía de Grecia ha demostrado que sí, el deber está primero que los sentimientos. No fue fácil, ya que todas las cámaras estuvieron al poniente de los mínimos gestos. Pero nunca lograron robarle una sola mueca de queja o inconformidad a Su Majestad. Nunca.

No tiene ningún episodio de escándalo, salvo aquellos que la han tocado muy de cerca como la pelea con la Reina Letizia y los problemas de blanqueo de capital del Rey Juan Carlos. La Reina Sofía se mantuvo siempre en la línea de la prudencia y la empatía, jamás borrando su cínica sonrisa.

Amante del medio ambiente, eterna militante de la preservación de los ecosistemas, militante por las causas justas y muy sencilla a la hora de vestir. Los escándalos que ensombrecieron su vida se respaldan en un amor por el deber y la monarquía heredado desde la sangre. La Reina Sofía es la única de Europa, sin contar a la Reina Isabel, que desciende de reyes. Por sus venas corre sangre azul y esa es la firma de su carácter y convicciones.