SU GRAN SOSTÉN

La persona incondicional que calmó las penas de Lady Di hasta su último día de vida

Para la Princesa de Gales nunca fue fácil ser parte de la realeza.
lunes, 19 de julio de 2021 · 05:00

Para Lady Di no fue nada fácil su paso por la realeza, su matrimonio fue una completa mentira y tuvo que aguantar humillaciones e infidelidades de parte de su esposo el Príncipe Carlos, además de guardar las formas y respetar demasiados protocolos insólitos dentro de la Corona Real Británica.

Hace tiempo que todos sabemos que pertenecer a la realeza no es tal y como lo pintan los cuentos de hadas, pero Lady Di supo ser la figura de una princesa fuerte que resistía numerosas adversidades y que incluso su trágica muerte quedó en el corazón de todo el pueblo que la adoraba.

En medio de todas estas presiones, Diana Spencer necesitó de algunos aliados dentro del palacio que sirvieran de confidentes y la ayudaran a sobrellevar ese complicado mundo como es la Realeza. Así, surgió su vínculo con Sarah Ferguson, la esposa del Príncipe Andrés, el tercer hijo de la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo.

En la actualidad la imagen de Sarah Ferguson se ha visto afectada por su relación con el criminal Jeffrey Epstein; pero en los años 80 ella y el Príncipe Andrés eran figuras muy llamativas por su juventud y sobre todo por la amistad que supo armar con Lady Di. Ahora Sarah tiene 61 años pero sigue recordando con mucho cariño a su amiga.

Cada vez que mencionas su nombre sonrío porque ella tenía una maravillosa risa contagiosa y tenía un gran sentido del humor y pensar en eso derrite mi corazón.

Lady Di y Sarah Ferguson se conocieron mucho tiempo antes de pertenecer a la Realeza Británica, cuando tenían 14 y 15 años, el último año de vida de Diana estuvieron un poco alejadas, pero la misma Fergie explicó que nunca supo el motivo, aunque eso jamás empañó nada de lo que había entre ellas.

Además, Sarah Ferguson explicó que en su juventud ella y Lady Di hicieron la promesa de mantenerse siempre unidas pasara lo que pasara. "Nunca hubo desacuerdos entre nosotras. Pero todos querían eso porque éramos tan fuertes juntas. La gente quería romper algo tan fuerte. Ella era tan valiente. Solíamos pasar un tiempo increíble juntas", explicó.

Igualmente, agregó que en el mundo siempre se trata de enfrentar a las mujeres o lograr que compitan, entre ella y Lady Di siempre lo evitaron y jamás se sintieron como rivales a pesar de que la prensa trataba de mostrarlas así todo el tiempo.