ESTOCADA FINAL

El último varapalo con el que Príncipe Harry destruiría por completo a su familia

Ni siquiera la pequeña Lilibet puede enmendar tantas heridas en “La firma”.
martes, 20 de julio de 2021 · 14:18

Cuando parecía que habíamos encontrado un halo de esperanza para que la familia real vuelva a unirse, una vez más nos hemos llevado la decepción. Lilibet Diana no pudo construir ese tan ansiado puente entre la realeza británica y el Príncipe Harry, quien ahora dará un nuevo paso en su búsqueda individual fuera de la corona.

El asunto es que todo lo que hace el Príncipe Harry tiene consecuencias, guste o no, en la familia real británica. Convengamos que ha sido el benjamín de Lady Di quien expuso a su hermano, a Kate Middleton y hasta la propia Reina Isabel en la entrevista con Oprah Winfrey.

Y ahora el asunto toma dimensión mayor. El Príncipe Harry, según anunció en primicia el medio “Page Si”, acaba de firmar contrato con una importante editorial para que publicasen un libro escrito por él, donde promete exponer aún más a la familia real, o al menos eso entendemos.

Ahora que ya no pertenece a la realeza, el benjamín de Diana de Gales puede tomarse ciertas licencias como si fuese un “muggle” cualquiera. Claro, los límites y estrictos parámetros de la nobleza le impiden hasta tener redes sociales. Pero el Príncipe Harry ya ha quedado exento de toda esa ceremonia.

El libro se trataría de una biografía íntima y sentida donde expondrá sus mayores memorias, el tierno recuerdo de Lady Di y su joven paso por la vida royal. El conflicto de su familia es lo que, por el momento, más llama la atención.

Penguin Random House será la casa editorial elegida por el ex Duque de Sussex para la publicación de este ya prometedor “best seler” a fines del año 2022. Faltan unos cuantos meses largos para que ese libro llegue a nuestras manos, por lo que tendremos que esperar a que esos textos salgan a la luz.

Lógicamente, la familia real no se ha pronunciado al respecto. Al principio se especulaba con la idea de que la segunda hija del Príncipe fuera bautizada en Inglaterra. No sucederá, como tantos otros planes quedados en el tintero por parte de la pareja rebelde.