Lazos imborrables

La cuenta pendiente que Lady Di no llegó a cumplir con sus hermanas

La relación presentó idas y vueltas.
domingo, 4 de julio de 2021 · 18:34

El 1 de julio se festejó a lo grande el que habría sido el cumpleaños número 60 de Lady Di. En medio de un contexto perfumado por la polémica de los hermanos Guillermo y Harry, las presencias y ausencias se hicieron notar dejando entrever el legado que dejó la princesa.

Y si de legado hablamos no podemos omitir el amor que su pueblo sentía hacia ella. Lady Di logró conectar a la realeza con los sectores más vulnerables. Tendió la mano a miles de necesitados y se convirtió en un ser amado por la gente.

Pero ese amor que su pueblo sentía hacia ella no se reflejaba, en absoluto, entre sus lazos más cercanos. Basta solo con mencionar el escandaloso matrimonio que tuvo con el Príncipe Carlos, interferido por la presencia de Camilla Parker. Pero los lazos de Lady Di también venían resquebrajados desde mucho tiempo antes.

La relación de Lady Di con sus hermanas

Antes de aquel trágico final en el túnel de París, Lady Di atravesaba una fuerte crisis con una de sus hermanas, Lady Jane Fellowes. La hermana menos mediática de los Spencer tenía los lazos completamente resquebrajados desde que Diana de Gales acusó a su marido, el secretario de la Reina Isabel, Robert Fellowes, de filtrar las conversaciones que mantenía en privado.

Sin embargo, con su hermana Sarah McCorquodale tenían una relación bastante diferente. Conocemos a Lady Sarah por ser la primera en haber conquistado al Príncipe Carlos, puente directo que conectó más adelante al heredero del trono con Lady Di.

Lady Di junto a sus dos hermanas. 

Las asperezas entre las hermanas se diluyeron por completo cuando Lady Di acepto la propuesta de matrimonio del Príncipe Carlos. Lady Sarah McCorquodale se mantuvo muy unida a su hermana y, en varias ocasiones, se las ha visto juntas y hasta combinando prendas de vestir.

Lady Sarah McCorquodale era la mayor confidente de Lady Di, siendo esta su única voz confiable ante tanto desastre. La prensa ya acechaba de cerca los pasos de Diana, al punto de convertirse ella en objeto de una peligrosa obsesión.

Para el homenaje de Lady Di, acontecido el pasado jueves, Lady Sarah McCorquodale y Lady Jane Fellowes estuvieron presentes para acompañar la ceremonia. Fueron ellas las custodias, junto a Charles Spencer, de que el legado de Diana quede inmortalizado como corresponde. Una relación que, con el tiempo, continúa afirmándose cada vez más.