Es entendible

Javier Bardem confesó los motivos por los cuales su madre, Pilar Bardem, dejó un vacío insustituible

El marido de Penélope Cruz tiene razones que van mucho más allá de la familiaridad.
sábado, 24 de julio de 2021 · 18:25

El pasado 17 de julio el actor Javier Bardem ha sufrido una de las penas más grandes que ha de tener, la perdida de su madre, Pilar Bardem. No solo para la familia fue una gran tragedia sino también para todo el medio español, ya que ha sido una de las grandes actrices que ha tenido el cine nacional, no es para menos, pues que siempre ha sido una referente y defensora de los derechos de los artistas.

Javier Bardem junto a su madre, Pilar Bardem.

“Queremos compartir la noticia de que Pilar Bardem, nuestra madre, nuestro ejemplo, ha fallecido. Se ha ido en paz, sin sufrir y rodeada del amor de los suyos” fueron unas de las líneas que mantenía el comunicado de la familia. Sin duda alguna, que la partida de la sevillana ha de cambiar la vida del pequeño Javier Bardem, como lo llamaba su madre.

Comunicado de la familia Bardem.

Si bien cada vez que tenía posibilidad el actor expresaba el amor y el orgullo que sentía por su progenitora, resaltando lo gran luchadora que había sido siempre para sacar a él y a sus hermanos adelante, con el pasar los años se ha ido conociendo un poco más a fondo la niñez difícil que le tocó vivir al esposo de Penélope Cruz.

Pilar Bardem.

Esa etapa tan complicada ha hecho que el hijo de Pilar Bardem mantenga por años un enojo con su padre, quien falleció en la década de los noventa. Así fue como solamente dos veces se lo ha escuchado hablar en público sobre él, pues no es cosa menor, ya que se ha sabido que en más de una oportunidad han sido parte de la violencia que este ejercía en contra de su madre.

De él sólo veía unos prontos violentos, irracionales, cada vez menos espaciados entre sí. Una voluntad caprichosa y despótica.

Luego del tormentoso matrimonio de sus progenitores, la relación del actor con su madre se vio fortalecida, desde ese momento el pequeño Javier Bardem la acompañó a cada una de sus citas laborales, haciendo así que nazca el amor por la actuación. Ahora no quedan dudas que el legado que le dejó su madre Pilar Bardem será como dice el dicho “persevera y triunfarás”, dado que ella por más que tuviera el mundo en contra ha sabido salir adelante y ser una mujer exitosa, por ella misma y por sus hijos.