La casa de Karlos Arguiñano y Luisi Ameztoy esconde todos los secretos de su cocina en Zarautz

El cocinero español pocas veces ha abierto tanto las puertas de su hogar como cuando nos encontrábamos en el confinamiento por la pandemia.

Karlos Arguiñano.
SHOW

Karlos Arguiñano (75 años) comenzó su trayectoria en televisión en 1981, cuando comenzó a compartir sus recetas con su carácter tan sociable y particular sentido del humor. La pantalla chica no es su único trabajo, sino también un imperio hotelero y gastronómico en el que trabaja toda la familia que formó con Luisi Ameztoy, su esposa.

Esto le permitió hacerse de un enorme patrimonio que muy pocas veces comparte u ostenta, pero lo cierto es que una de las grandes joyas del matrimonio es su casa en Zarautz, provincia de Gipuzkoa, ubicada en el centro de la Costa Vasca. Arguiñano no abandona sus raíces y sigue perteneciendo al país Vasco que lo vio crecer y formarse.

Así es el restaurante de Karlos Arguiñano. Fuente: (Instagram)

El cocinero normalmente se desarrolla en los platós de televisión, pero alguna que otra vez, sobre todo en la pandemia, abrió las puertas de su hogar para mostrar cómo cocinaba. Su casa es una vivienda tradicional vasca, de espacios amplios y decorados rústicamente.

La casa de Karlos Arguiñano y Luisi Ameztoy por dentro

La cocina está abierta a una sala de comedor, presidida por una impresionante mesa de madera maciza y unas cuantas sillas; Karlos Arguiñano y Luisi Ameztoy son padres de seis hijos y abuelos de trece nietos, por lo que necesitan un espacio amplio para reunir a toda la familia. Además, toda la casa está decorada con recuerdos y también papeles en los que se pueden leer algunas recetas.

Parte de la casa de Karlos Arguiñano. Fuente: (Instagram)

Por supuesto que la cocina es el templo del chef, está hecha en colores claros, como el blanco, que combinan con la madera más oscura del resto de la casa. Cuenta también con una isla donde tiene la vitrocerámica y un amplio espacio para seguir cocinando. Está rodeada de grandes ventanales que brindan luz natural y desde el salón comedor se puede acceder fácilmente al jardín.

Luisi Ameztoy y Karlos Arguiñano disfrutan de su casa en la Costa Vasca. Fuente: (Google) 

La vivienda de Karlos Arguiñano y su esposa es una verdadera mansión con detalles hogareños que lo hacen un lugar cálido. Aunque las imágenes no pueden transmitir los olores, ya podríamos imaginar que siempre huele a algo rico y a casa de familia. Fue allí donde ambos se refugiaron en los días de confinamiento, lo que se les hizo especialmente difícil y triste, aunque a través de la televisión decidieron transmitir un poco de alegría y muchas recetas.